Monthly Archives: febrero 2013

Fuga de cerebros

Al igual que en las diversas épocas de crisis socio económica y laboral, el empleo juvenil es el que más se ve afectado por estas complejas situaciones.
El esfuerzo de los diferentes gobiernos por evitar la denominada “fuga de cerebros” deriva en la necesidad de recuperar la confianza en el futuro de generaciones enteras que dudan de su integración en el mercado laboral.
La siguiente noticia es un ejemplo de las actuaciones públicas en un intento de legislar una realidad social:

1361475214 987998 1361522465 noticia normal Fuga de cerebros
http://economia.elpais.com/economia/2013/02/21/actualidad/1361475214_987998.html

Sin embargo, muchas son las voces que proclaman que los contratos de formación o de prácticas deben ser un punto de partida para formar parte de una entidad, no una herramienta para obtener mano de obra más económica.
Pero esto no es todo. El enlace que aparece a continuación también anota nuevas actividades con un alma social. Y es que en épocas de crisis, no hay nada como la solidaridad para superar todo tipo de barreras:

1361743315 132277 1361743569 noticia normal Fuga de cerebros

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/02/24/actualidad/1361743315_132277.html

No es la primera situación crítica que España consigue superar a lo largo de toda su historia, pero si debe ser esta una situación de la que podamos aprender, intentando tener una visión realista, pero esperanzada.

Elementos clave para poder conseguir ser un País fuerte pueden ser el creer en la juventud, en sus posibilidades, en su futuro, así como apostar por la creatividad, la investigación y la idea de un esfuerzo común por superarnos a nosotros mismos.
Finalizando con una frase memorable, hasta pronto, amigos:

 

“Nadie tiene un problema que no haya sido antes, en otra ocasión parecida, resuelto por otro”


Noel Clarasó


Optimismo e ilusión en tiempos de crisis

¿Se nace o se hace? El optimismo se convierte hoy en día no sólo en una actitud, sino en una herramienta necesaria para combatir el estrés y el cambiante entorno empresarial en el que nos movemos.

Emilio Duró, con formación en Ciencias Económicas y Máster en ADE, ha sido profesor colaborador en diferentes Universidades y ha impartido numerosas conferencias formando a directivos de importantes empresas de ámbito nacional e internacional.
En el vídeo nos expone en clave de humor sin dejar de lado la importancia que requieren algunos aspectos como la determinación genética, la actitud y la innovación en las empresas.
Espero que el vídeo os contagie de la ilusión y optimismo que todos necesitamos a veces, merece la pena dedicarle unos minutos.

 

 

¿Te atreves a innovar?

 

En el transcurso de nuestra vida, nos enfrentamos a múltiples situaciones en las que debemos afrontar cambios. Este video, nos muestra la potencia de nuestra imaginación y la capacidad de afrontar estos cambios.

Dentro de las organizaciones, podemos encontrar personas que prefieren permanecer en su zona de confort (que se conforman con su estilo de vida y no sienten la necesidad de cambiar o tienen miedo al cambio) o las que tienen una visión hacia la zona de desarrollo (personas con necesidad de cambiar, aprender, evolucionar, innovar, etc.).

El verdadero éxito de las empresas radica en su capacidad de innovación, el que innova no tiene nada que perder y sí mucho que ganar.

Te invitamos a que te atrevas a soñar otra vez, a desafiar tu zona de confort, y a que disfrutes del placer de convertir tus sueños en realidad”.

 

 

La obsolescencia programada

Este documental español, nos describe como hemos llegado a este sistema materialista actual en el que nos encontramos inmersos. La visión del documental nos ayuda a entender a una sociedad donde todos los productos tienen fecha de caducidad, es decir llegan a su momento de obsolescencia, en la mayoría de los casos obsolescencia programada, provocando que el consumidor adquiera nuevos productos cada vez más a menudo de lo que realmente se necesita. La obsolescencia programada obligatoria es lo que muchos llaman el motor del sistema capitalista, pero realmente crea necesidades no reales y conduce a la sociedad a un consumo forzoso y sin límites.